domingo, 4 de mayo de 2014

Entrecot y patatas




 Hoy para comer un buen chuleton acompañado de unas buenas patatas.




PREPARACIÓN :

Una de las cosas más importantes cuando vamos a cocinar carne es que esté a temperatura ambiente. Cuando pones un entrecot frío en una superficie caliente, la carne se constriñe y se vuelve dura y correosa. Así que sacamos la carne de la nevera y dejamos que se atempere antes de cocinarla.

El segundo consejo es que no les pongas sal hasta que los hayas cocinado. Cuando pones sal a un entrecot absorbe la humedad de la carne, además cuando lo colocas con sal en la plancha, la humedad de la superficie de la sal empaña la carne en lugar de dejar que se dore. Aunque mucha gente le gusta sazonar la carne antes, la mejor opción son las hierbas aromáticas: orégano, perejil, pimienta negra, romero o tomillo.Mucha gente intenta darle golpes a los filetes o macerarlos con adobos y líquidos extra para ablandarlos. No hace falta, los entrecots son uno de los tipos de filetes más blandos que hay por lo que no necesitan un ablandamiento extra. 

Por último tenemos que controlar la temperatura del entrecot para que quede en su punto (el punto de la carne le da el máximo sabor, mucha gente la cocina demasiado y comemos trozos de carbón).Ponemos un poco de aceite de oliva virgen extra en la superficie de la plancha.

Cuando la superficie empiece a brillar es el momento justo para cocinar el entrecot. Espera a que esté caliente.
Si la plancha se calienta demasiado, el entrecot se cocinará en exceso por fuera, dejando la parte de dentro casi cruda y fría. Debemos oír un siseo cuando pongamos el filete en la plancha.Para una pieza como esta (250 g.) lo cocinamos durante 5 minutos por cada lado, para piezas de grosor superior debemos incrementar el tiempo. 

Para saber si está listo presionamos el filete con los dedos, los filetes poco hechos o medios estarán blandos, los medios a bien hechos tendrán un tacto más sólido pero aún elástico. Si la carne está muy cocinada estará firme al tocarla.Retiramos de la plancha, le añadimos las escamas de sal (al gusto) y dejamos que repose 2-3 minutos antes de servirlo. Los dejamos reposar para que los jugos vuelvan de vuelta a la carne, asegurándonos así de que el filete esté sabroso.

Lo acompañamos de unas patatas. Y a disfrutar.