sábado, 5 de abril de 2014

Pastela árabe


No hace mucho mirando por internet buscando recetas árabes me encontré esta, pensé como será la combinación de dulce y salado con esta pasta y me decidí a probar.
Ingredientes : 

      • 4 láminas pasta filo
      • 300 gr. de pechuga de pollo (también se puede utilizar muslos)
      • 1 cebolla
      • 2 vasos de caldo de pollo
      • 3 huevos
      • 100 gr. de frutos secos
      • 1 cucharada de azucar Moreno  (más otra para espolvorear por encima)
      • 1 cucharada de canela en polvo (+ otra para espolvorear del mismo modo)
      • 1 cucharada de agua de azahar
      • AOVE
      • Sal y pimienta



    • Preparación:
      Comenzamos cortando la cebolla en tiras más o menos finas y en una sartén grande echamos un poco de aceite de oliva, ponemos la cebolla y cuando empiece a dorarse añadimos las pechugas.

      Cuando esté transparente la cebolla incorporamos el caldo de pollo y dejamos cocer, añadiendo las especias, una de agua de azahar, y otra de canela en polvo) durante unos 15minutos. Una vez haya pasado este tiempo retiramos las pechugas y las cortamos en pedacitos pequeños, aunque también pueden desmigarse y las devolvemos a la sartén .Ponemos de nuevo al fuego y añadimos los 3 huevos batidos, removiendo para que ligue todo haciendo una especie de revuelto. Mientras evapora el líquido y cuaja vamos precalentando el horno a 180º C y disponemos unas 4 ó 5 láminas de la pasta filo sobre un recipiente circular que nos ayudará a darle forma mientras la rellenamos. Para cerrarlo y que la pasta filo no se rompa nos mojamos las manos en agua.
      Extendemos los frutos secos en el fondo creando una fina capa.

      Sobre ella añadimos el relleno, Una vez hecho esto cerramos la pastela, simplemente juntando todas las puntas en el centro y para lo que podemos ayudarnos con unas gotas de agua.


      La colocamos en una bandeja de horno en la que habremos dispuesto papel vegetal.
      La dejamos durante unos 8 – 10 minutos (hasta que veamos que la masa queda ya crujiente y algo dorada por fuera) y sacamos. Decoramos con azúcar glas y canela y ya podemos disfrutar de este deliciosa comida árabe. Aquí se ve cómo queda el corte: